Piedra país

PER - Pavimentos elevados registrables con piedra natural




02/02/2017

Los PER, pavimentos elevados registrables, o suelos técnicos, son una modalidad de pavimentación moderna y funcional.


 Su penetración en los mercados es creciente debido a su gran versatilidad a la hora de acometer cambios en la distribución de espacios en edificios de uso colectivo de una manera funcional y sin obras, ya que éstas alteran el ámbito de trabajo de los usuarios.


 En esta modalidad de pavimentación, como no podía ser de otra manera, la piedra ocupa un lugar preferente, debido a las excelentes propiedades de este material y a la precisión de la maquinaria de transformación que hoy en día se utiliza, lo que permite cumplir con los requisitos dimensionales exigibles para este tipo de pavimentos.


El proyecto de un PER incluye tomar en consideración todos los elementos del sistema en su conjunto. Por tanto deberá incluirse en el proyecto, no solamente el estudio de la piedra sino también el resto de  los elementos como es el caso de los pedestales, los travesaños, etc.


1.  Baldosa de piedra: Las baldosas deben cumplir con los requisitos de la piedra y requisitos dimensionales de las normas europeas de producto.


2. Pedestales: pueden ser de distintos materiales y tipos, y se ha de seleccionar en función de las cargas de tráfico esperadas, del tamaño de la baldosa y de la altura del plenum (espacio entre la base y la baldosa).


3. Travesaños: pueden existir o no, dependiendo del tipo de sistema elegido, de las cargas de tráfico, del tamaño de la baldosa y de la altura del plenum.


4. Lámina geotextil: No siempre es necesaria. Puede ser antihumedad, de aislamiento acústico, aislamiento térmico, etc.


5. Base estructural: normalmente constituida por una solera de hormigón o microhormigón autonivelante o por un forjado.


En cuanto a la colocación:


¾     La superficie de apoyo del PER debe ser plana, lo que supone que una regla de 2 m colocada encima debe presentar una flecha no superior a los 4 mm.


¾     La superficie de apoyo debe ser lisa lo que supone que no deben existir protuberancias superiores a los 2 mm salvo que los pedestales se fijen con adhesivos.


¾     La colocación de cuñas para conseguir que la cabeza del pedestal sea horizontal no debe constituir una práctica habitual cuando la fijación sea atornillada. En todo caso, en caso de que sean necesarias, deben solidarizarse tanto al apoyo como al pedestal mediante pegamentos adecuados que garanticen su estabilidad durante la vida útil del PER.


¾     Cuando existan juntas de dilatación propias del edificio, se deben colocar pedestales a ambos lados de la junta. Cuando el espacio existente entre las piezas de borde y la pared o pilares, no permita la colocación de pedestales en las esquinas, estos se pueden colocar en los bordes de las unidades, no en contacto con la pared o pilar. También se pueden utilizar diseños especiales de sustentación cuando así se requiera, como perfiles metálicos anclados a la pared, etc. 


0 Comentarios
Nombre
Comentario
 
 

FCTGG © 2012 |  Centro Tecnológico del Granito Ribeira, S/N, Torneiros. 36410 | O Porriño (Pontevedra)
986 348 964     info@fctgranito.es Área privada
página promocionada por:

© Ideaspropias Publicidad