Piedra país

La importancia de las juntas en los pavimentos de piedra natural: tipologías y materiales más idóneos




16/01/2014

La construcción de pavimentos, sobre todo los exteriores, es quizá la aplicación constructiva más comprometida para la piedra natural debido a la magnitud de las acciones mecánicas, a la saturación de agua, al depósito de partículas contaminantes sobre la superficie del pavimento y al vertido de todo tipo de productos, entre otros factores.


Es esencial definir el tipo de juntas, sus dimensiones y su disposición en el área pavimentada.


En el proyecto de un pavimento exterior con piedra natural se deben considerar las siguientes tipologías de juntas: juntas de fraccionamiento (de 10 mm de ancho como mínimo), juntas de encuentro o contorno (con elementos duros como tabiques, muros, pilares, etc.) y juntas de unión (su anchura no debe ser menor de 3 mm en pavimentos exteriores y de 1 mm en los interiores).


Con carácter general, los materiales para todo tipo de juntas deben presentar propiedades como la deformabilidad y adaptabilidad adecuada a los movimientos, resistencia adecuada según el uso previsto, buena adherencia a los bordes de las baldosas, resistencia a los agentes atmosféricos y de limpieza, impermeabilidad cuando se requiera y durabilidad.


Los materiales para juntas pueden ser de diferentes tipos:


a) Masillas elásticas de aplicación in situ: son adecuadas para el sellado de las juntas de fraccionamiento y juntas de contorno de los pavimentos rígidos modulares, tanto en uso interior como exterior. No son recomendables para tráficos de vehículos provistos de elementos de rodadura rígidos o semirrígidos.


Los tipos de masillas más habituales utilizadas en pavimentación son: de naturaleza silicónica, de poliuretano y de polisulfuro.


b) Perfiles prefabricados deformables o deslizantes: son apropiados como relleno de las juntas de fraccionamiento y juntas de contorno de los pavimentos rígidos modulares, tanto en uso interior como exterior, con diferentes categorías de tráfico.


Los tipos de perfiles más habituales son:


a) Los constituidos por un único perfil de aluminio, latón, acero inoxidable o incluso de PVC, relleno de un material deformable (caucho EPDM, neopreno o similar).


b) Los constituidos por dos perfiles independientes de aluminio, latón o acero inoxidable, que quedan anclados en cada lado de la junta y, al igual que los anteriores, también contienen materiales deformables insertados.


c) Los constituidos por dos perfiles independientes de aluminio, latón o acero inoxidable, que quedan anclados en cada lado de la junta, y que funcionan por deslizamiento.

 

0 Comentarios
Nombre
Comentario
 
 

FCTGG © 2012 |  Centro Tecnológico del Granito Ribeira, S/N, Torneiros. 36410 | O Porriño (Pontevedra)
986 348 964     info@fctgranito.es Área privada
página promocionada por:

© Ideaspropias Publicidad